Retenedores para toda la vida

 

La ortodoncia bien hecha es para toda la vida y solo una vez en la vida. Para estar bien hecha, la ortodoncia tiene que ser completa lo que significa terminar con la retención imprescindible para mantener los resultados obtenidos.
Los retenedores linguales fijos son también invisibles no se ven ni se notan y su mantenimiento es mínimo.
En Boccio Ortodoncia la retención durante el primer año esta incluida en el presupuesto como la última y no menos importante fase del tratamiento.